Tag Archives: en el jardin

Amarillo ÁRBOLES Y ARBUSTOS COLORES Huertos y Frutales

Membrillo en mi jardín, de otoño

Published by:

El año pasado os mostré un MEMBRILLO en mi Jardín gigante que había aparecido. Y estoy pensando como hacer dulce membrillo con los que he cogido en mi huerto de frutales del Jardín.

Estamos en otoño y he recogido muchos membrillos como el éste.  Aquí tenéis el único MEMBRILLO en mi Jardín, entre mis dos membrilleros (Cydonia oblonga), ! Lo descubrí caído sobre ese mar multicolor de hojas del otoño que se forma en la huerta de frutales. Debe pesar por lo menos 1,2,3 kg… o más. Lo primero que pensé al ver el  Membrillo en mi jardín de otoño: “un milagro!” Lo segundo: “para los amigotes de FB!”

membrillo en mi jardín

membrillo en el jardín de otoño

Ahora os voy a enseñar que hago con el. Es una especie frutal, con la piel suave y peluda. Muy dura. De color amarillo, sus flores desprenden un aroma magnífico.  Y mo hacer dulce de membrillo y conservarlo es importantísimo y necesario para los que tenemos un jardín como el mío. El membrillo es una fruta tomentosa (tiene tomento o vello protector, contra el calor y el frío)

Continue reading

Las 4 Estaciones Mes a mes en el jardín Qué está pasando en el jardín

Diciembre, ¿qué está pasando en el Jardín?

Published by:

603915_665884016767218_1969789299_n

Diciembre, ¿qué está pasando en el Jardín?

Los días de este mes suelen catalogarse como duros, lóbregos, húmedos, fríos. Diciembre, ¿qué está pasando en el Jardín? ¿Saben qué pasa con estos días, a prior tan desagradables? ¡que permiten descubrir y observar los arco iris más nítidos y bellos!

arco iris

Los americanos dicen que al final del arco iris, hay una olla repleta de monedas de oro (at the end of the rainbow, there’s a pot of gold) y yo, por supuesto, les creo. ¿Han tratado alguna vez de llegar hasta el final del arco iris? No es fácil, es casi imposible, pero esa olla de oro…

diciembre en el Jardín de Pepe Plana

Eso, ni más ni menos, es diciembre, un mes contradictorio, con enormes alegrías y profundas melancolías. En el que protestamos por todo, sobre todo por las subidas de precios, pero en el fondo estamos encantados. Días de continua reflexión acerca de que llegan jornadas entrañables, que no podemos a menudo disfrutar porque estamos demasiado ocupados en producir los bienes necesarios para poder disfrutar de esos días que no podemos disfrutar… y así va pasando el tiempo, que Newton sostiene que no existe, ya que sólo existen los acontecimientos, pero para no existir cuenta con una buena salud envidiable.

Esos días entrañables, diferentes en cada rincón del mundo, pero asimismo muy parecidos y con el gran telón de fondo del cambio de año, tienen la gracia de tratar de acercarnos a la naturaleza, a lo natural por distintos medios, y eso es siempre de agradecer. A continuación, le presentamos la Navidad en nuestra jerga botánica. ¡Hágase con ella! ¡Celebre el fin y principio de cada año como se merece! ¡No hay tantos en una vida!

En España y los países de su influencia se monta el belén, que es la recreación de un paisaje natural en casa, con montañas (hechas con corcho de alcornoque –Quercus suber-), ríos, árboles, animales, cuevas y hasta palacios… En los países de influencia nórdica se planta el árbol de Navidad (Picea abies excelsa), magnífica costumbre procedente de Noruega que rememora un pavoroso incendio en el que sólo quedó un árbol en pie, y que es como meter un trocito de bosque en el hogar. Todo ello se adereza con respetables comparsas, siempre naturales y siempre con tendencia al verde y al rojo: acebos (Ilex aquifolium), flores de Pascua (Euphorbia pulcherrima), cactus de Navidad (Schlumbergera buckleyii), muérdago (Viscum album)…

EN EL  JARDIN DE PEPE PLANA NEVADO

Mes a mes en el jardín Paisajismo Qué está pasando en el jardín

Los micro copos bailando con el viento

Published by:

acacia de tres puntas 2

Acacia de tres puntas (Gleditsia triacanthos) 

Los termómetros están bajando como un caballo desbocado. Los micro copos bailando con el viento, Beatriz Holguin.  Dicen que Madrid rondará los cero grados nocturnos mañana. Eso quiere decir que fuera de la ciudad llegará alguna que otra helada suave. Como pesque a las plantas de interior aún sin meter en casa, pobres de ellas. Los geranios también peligran; a casita. Ya de paso, vacía de agua las mangueras y red de riego del jardín. Aquí tienes uno de esos caminos de jardín que no conducen a ninguna parte. Se llena de las hojas de esa acacia de tres puntas (Gleditsia triacanthos) tan bella. Esos caminos sirven para pasear y pensar, disfrutando de ese frío que por fin se anima. En Nueva York ya nieva. Las chimeneas van a empezar a… claro, echar humo.

acacia de tres puntas 1

Camino en el Jardín de Pepe Plana

Nosotros aquí, empezamos el frío y NO LE TENEMOS MIEDO. Es frío de España, tierra cálida. Como dice Dunia Rosa desde Costa Rica, es tiempo de nostalgia y razón para anotar la primavera. Otra cosa es lo que está pasando el buenazo de Sergio Tomey en Inglaterra (las islas, como el les llama), donde CASI NO VEN ESE SOL QUE AQUÍ DISFRUTAMOS CASI SIEMPRE. Muy bien, Inmaculada Antonio Romero, tapa esos cactus que tanto nos gustan a todos. Muchos cálidos besos

Mes a mes en el jardín Qué está pasando en el jardín

Agosto ¿Qué está pasando en el Jardín?

Published by:

En el Jardín de Pepe Plana2

En el Jardín, durante los días con influencia de la luna llena de mediados del mes de agosto, sal al anochecer y siente la vida alrededor. Haz la prueba.

Todos los procesos vitales se han culminado y la actividad de los habitantes de tu tierra es febril, desde los frutos más variados madurando en matas y árboles, a los polluelos de las aves aprendiendo a volar para, como las golondrinas, abandonar su nido de barro en el alero del porche… hasta la primavera que viene. Asimismo, se dejan ver de vez en cuando los pequeños erizos, topos y musarañas del año; y no resulta extraño escuchar los cantos, como quejidos, de las lechuzas.

Bien, pues en medio de todo esto, y por ejemplo sobre tu césped, estás cantando y bailando al son de una imaginaria música celta, o árabe, o flamenco ¡o rock&roll!, bajo esa luna, que bien podría ser la de Kenji Mizoguchi en su maravillosa película “Cuentos de la luna pálida de agosto”, y a buen seguro te llegará una fantástica sensación de bienestar, equivalente a todas las meditaciones tántricas, chamánicas y budistas del mundo, y pensarás: “han valido la pena mis esfuerzos de meses atrás, con esas siegas pasando calor, las escardas pinchándome las manos, los riegos de apoyo en días punta, los tratamientos y abonados para controlar bichos y carencias, las plantaciones en la huerta, los tallados a los setos jugándome el tipo en lo alto de la escalera”.

Todo ha valido la pena para llegar a esto: tu jardín estable, salvado ya de cualquier accidente por los rigores del clima, bello y acogiéndote para que disfrutes en su seno.

Agosto

En él, las inmortales (Bracteantha) Proven Winners, tardías y resistentes, así como los tapices PW de campanillas de follajes variados (Ipomoea), brillan sobremanera. Y los árboles de Júpiter (Lagerstroemia indica) y de las mariposas (Buddleia davidii) están en flor, configurando un telón de fondo inigualable.

ÁRBOLES Y ARBUSTOS VÍDEOS YOU TUBE

Arbustos básicos de jardín

Video Published by:

Arbustos en el Jardin de Pepe Plana

Pepe Plana te presenta un ramillete de arbustos básicos de jardín. Esos que no pueden faltar cerca tuyo. Arce, laurel, tuja y… espino de fuego en plena floración ¡CON UN MILLÓN DE FLORES! No te lo pierdas; estética y funcionalidad de la mano.

OBSERVAR CLEMÁTIDES EN EL DÍA DEL TRABAJO
En España tenemos un río, el Guadiana, que en su nacimiento aparece y desaparece en sus famosos “ojos” (enormes charcos que se pueden observar en los años húmedos).
En mi jardín hay una trepadora, la clemátide de flores azules (Clematis jackmanni), que es completamente “Guadiana”. Hoy, estos días, se llena de espectaculares flores azules y jaspeadas que te tienen mirándolas horas y horas (tal vez algo menos). Pero el resto del año DESAPARECE COMO EL GUADIANA entre las melisas!!
Yo la quiero mucho, aunque yo quiero mucho incluso a la viborera (Echium vulgare) del campo de los alrededores, en la que no suele reparar nadie.
En este día del trabajo, no sé si contemplar mi clemátide o ir a la manifestación para pedir nosequé… Ya lo pensaré; de momento, vuelta en la cama con la casa limpita…

ROBINIA, BELLO E INCOMPRENDIDO
Si no estuviera inventado ya, habría que inventar este delicioso árbol, robinia o falsa acacia (Robinia pseudoacacia). Algunas características personales e intransferibles:
1) Soporta perfectamente la contaminación ciudadana. 
2) Su sombra es muy fresca (gracias a su follaje muy dividido).
3) Sus flores papilionáceas (con forma de mariposa), en racimos blancos péndulos, huelen de maravilla. 
4) Esas flores… ¡son comestibles! En los años del hambre (1950s) se hacían bocadillos con esas flores que se llaman “pan y quesillo”. Yo no pasé hambre, porque no sé cómo sé las ingenió mi hermano Julián Plana para alimentarme en tiempos tan duros, pero la he devorado con fruición, y eso que la trataban los jardineros municipales con “Sistematon”, producto que seguramente era cancerígeno a tope (en aquellos tiempos se mataban los pulgones a cañonazos).
5) Es americana y allí la llaman, como a tantos árboles, “sicomoro”. Y de los sicomoros se cuelgan los vampiros para dormir, entre ellos el genial Drácula.
6) Las robinias se quedan huecas en su tronco con rapidez, y sus bosques son terroríficos por el ulular del viento al pasar por ellos.
En nuestro país son felices y cubren necesidades jardineras que nadie consigue.
En un congreso APIA de periodismo ambiental, le conté a mi amigo Martí Boada, director del
parque natural del Montseny de Barcelona, el “odio” que los ecologistas sienten por las robinias y especies similares, y me dijo: “en mi parque cubren casi toda la vertiente sur y son útiles y bellas. Descalificar una especie vegetal a priori, se puede considerar racismo ambiental”.
Dedico este post a mi amigo Antonio Tucci Colace, con todo el cariño (él lo sabe) y guardando todas las distancias entre él y los “ecologetas” que hablan cuales cotorras repetitivas e insufribles. Abrazo, niño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies