Tags:
Las 4 Estaciones Mes a mes en el jardín

Jardines con encanto los doce meses del año

Si quieres Jardines con encanto los doce meses del año, es importante vigilar en cada uno ciertas cosas…

Los repasamos todos,empezando con abril, cuando todo comienza su andadura, árboles, arbustos, flores de jardines y terrazas… Un jardín encantador es aquel en el que nadie es forastero, todos se hallan bien a gusto.

IMG_5515

Para conseguir ejemplares de la mejor calidad, la técnica idónea para multiplicar rosas es el injerto.

ABRIL: PROTÉGETE CONTRA PLAGAS

En primavera no debes bajar la guardia ante plagas y enfermedades. Para combatirlas recurre a agua jabonosa, que ahuyenta a los pulgones, y a un fungicida sistémico para acabar con el oidio.

• En esta época puedes multiplicar mediante injerto. Con esta técnica, las rosas que quieras propagar mantendrán todas las características de forma, color, fragancia y resistencia. Para realizarlo necesitas una planta que actúe como raíz, denominada patrón, que ha de contar con una buena cabellera de raíces. Practica una incisión en forma de T en el tallo de la misma. Ha de ser un corte superficial, para levantar la corteza. Después hay que insertar o injertar en este hueco una yema latente de la variedad que desees. 

La desbrozadora, herramienta clave para el control de malas hierbas en el jardín.

La desbrozadora, herramienta clave para el control de malas hierbas en el jardín.

MAYO: QUITA LOS HIERBAJOS QUE SURJAN

¿Tus macizos se han llenado de malas hierbas? Es el momento de retirarlas, si no quieres que se desarrollen sin freno, afeando considerablemente el jardín. Puedes hacerlo a mano o empleando un herbicida de contacto, como Herbicida Total Bayer Garden, que debes aplicar con cuidado de no mojar el follaje de las plantas “buenas”.  o Herbicida selectivo Césped, asimismo de Bayer. 

También sería interesante que cubrieras el suelo con algún material orgánico, como paja, corteza o compost, o inorgánico, como grava o arena, para proteger las raíces de los distintos ejemplares y evitar que salgan hierbajos. Les vendrá muy bien para soportar el calor del verano que se avecina y consumir menos agua.

IMG_6127

En JUNIO VIGILA QUE NO SE SEQUEN

Con la subida de las temperaturas es importante mantenerse alerta, aunque las rosas toleran bastante bien la escasez de agua, sobre todo las que ya están establecidas. Ojo con los ejemplares en maceta, que pierden mucho antes la humedad. La sequía en las raíces propicia el marchitamiento y para que esto no ocurra lo mejor es el riego por goteo, que evita el desarrollo de oidio y otros hongos. 

En este mes también deberás eliminar las flores marchitas para que no consuman nutrientes. Además, de esta forma te aseguras que vuelvan a brotar vástagos y nuevas rosas.

Al podar las rosas, conviene observar que no existan chupones a ras de suelo.

Al podar las rosas, conviene observar que no existan chupones a ras de suelo.

En JULIO ARRANCA LOS CHUPONES

Cualquier brote que nazca por debajo del injerto es un chupón, y si no los eliminas, quitarán mucha fuerza a tus rosas. Córtalos por completo desde bien abajo, ya que son tallos con patrón radicular que surgen desde las profundidades. Y ya que te has puesto, aprovecha y elimina las ramas más antiguas desde la base, las que presenten un color más oscuro que el resto de la planta. 

También vigila los escarabajos. Sabrás que están atacando a tus plantas si hay pétalos roídos, pues es un síntoma inequívoco de su presencia en las flores. Lo más fácil es extraerlos a mano y destruirlos después.

CAMELIAS

Las especies en maceta, como esta camelia (Camellia japonica), deben ser regadas a diario en pleno verano, cuando el calor más aprieta.

AGOSTO: APLICA UN ABONADO DE COBERTERA

Se trata de un abonado suplementario, al margen del abonado de fondo, y es importante realizarlo en pleno verano ya que restaura los nutrientes perdidos con los sucesivos riegos y la brotada, ininterrumpida de flores en muchas especies. Normalmente, este abonado se realiza con abono mineral que no produce quemaduras, pero algunas especies, como las rosas, lo prefieren orgánico, por ejemplo a base de mantillo de hojas.

Las plantas en macetas hay que regarlas a diario, porque su sustrato retiene poco la humedad. Para evitar problemas asegúrate de que los recipientes cuentan con un buen drenaje. Riega a menudo los arbustos cultivados en tierra, pero procura no mojar los follajes para evitar el oidio.

SEPTIEMBRE: CUIDADO CON LA HUMEDAD

Durante este mes, y a medida que vaya remitiendo el calor, riega mucho menos, pero sigue haciéndolo una vez que se haya ocultado el sol. Si realizaste un acolchado, por ejemplo de corteza de pino gruesa, regarás menos de la mitad y tus ejemplares sufrirán menos enfermedades y malas hierbas.

Con la llegada de las primeras lluvias tras el verano, las especies sensibles suelen sufrir infecciones de roya y de otros hongos de humedad. Esta enfermedad se detecta por la aparición de manchas amarillas en las hojas, que cambian posteriormente a negras. Corta toda las partes afectadas y aplica un producto específico, como Fungicida Syllit Flow, de Bayer. 

La preparación correcta del terreno en este mes, te permitirá, por ejemplo, la plantación de ajos comestibles y bulbosas de floración temprana, como tulipanes, narcisos...

La preparación correcta del terreno en este mes, te permitirá, por ejemplo, la plantación de ajos comestibles y bulbosas de floración temprana, como tulipanes, narcisos…

OCTUBRE: PREPARA EL TERRENO

Ahora es el mejor momento para decidir dónde colocar  los distintos cultivos del huerto, un macizo de rosas, etc. Escoge un sitio amplio, no te arrepentirás llegada la época de floración. Una vez hecha la elección, prepara la tierra delicadamente, cavándola, agregando estiércol y volviendo a cavar. A continuación, pasa el rastrillo y ya está listo el terreno para plantar. 

Si en verano otros macizos lucían un aspecto lánguido y con poca floración, es porque estaban agotados. Sustitúyelos por otra planta, ya que no puedes repetir cultivo en esa zona hasta dentro de cinco años para que recupere fertilidad y se eliminen plagas y enfermedades latentes.

Hojas, ramillas y otros residuos se acumulan ahora en el césped. Será importante retirarlos para que no produzcan enfermedades ni debilidades.

Hojas, ramillas y otros residuos se acumulan ahora en el césped. Será importante retirarlos para que no produzcan enfermedades ni debilidades.

NOVIEMBRE: PREPODA OTOÑAL

Con el frío aparecen también las primeras heladas. En este punto, tus plantas frenan su actividad vegetativa, una situación ideal para realizar esta tarea. Consiste en despuntar los rosales y demás arbustos una vez pasada la floración otoñal para eliminar frutos, brotes terminales y capullos tardíos quemados por los primeros fríos.

Otra tarea imprescindible por estas fechas es retirar todas las hojas que han caído sobre el césped o cerca de las raíces de las especies herbáceas para evitar así enfermedades fúngicas. Recuerda que con todo lo que cortes y limpies podrás hacer después compost casero.

Glicinia (Wisteria sinensis). Típica trepadora que hay que guiar y descargar de vegetación durante este mes.

Glicinia (Wisteria sinensis). Típica trepadora que hay que guiar y descargar de vegetación durante este mes.

DICIEMBRE: GUÍA LAS TREPADORAS

Seguramente presentan un aspecto bastante silvestre después de la época de crecimiento. Conviene descargar las especies trepadoras de algo de ramaje y guiar a sus soportes las lianas respetadas. Incorpora al terreno un abono orgánico, como estiércol, compost, mantillo, humus de lombriz, etc., que lo corregirá dejándolo suelto y permeable. 

En esta época encontrarás en el vivero ejemplares a raíz limpia, sin tierra, que son más baratos (en otras épocas, la planta se moriría). Para plantarlos haz un agujero generoso y prepara un colchón con humus y tierra. Hidrata antes las raíces, sumergiéndolas en agua, y despunta tallos y radículas como poda que estimule el crecimiento. Después, plántalos, aprieta bien la tierra y riega.

Los setos, como éste de Cupressus arizonica, son el mejor medio para atemperar y hacer habitable el jardín en invierno.

Los setos, como éste de Cupressus arizonica, son el mejor medio para atemperar y hacer habitable el jardín en invierno.

ENERO: DELIMITA CON SETOS

Resulta más natural, estético y saludable que las típicas borduras de madera, metal o plástico. Romero, boj, santolina, lonicera, o el Cupressus arizonica de la foto…, cualquiera es una buena opción para hacerlo. Eso sí, ten en cuenta dejar espacio entre el seto y los macizos para las tareas de poda y limpieza de flores marchitas.

Protege los rosales de orugas, cochinillas, pulgones, ácaros... con un aceite insecticida. Se trata de un producto compuesto por aceite mineral de verano y un agente insecticida. La primera sustancia controla las formas aletargadas invernantes, y la segunda, las plagas activas. Funciona formando una película sobre la madera que asfixia a los insectos que pueden quedar en el interior.

Como hacer membrillo

Buen momento para efectuar las podas de formación y fructificación de los frutales, como este membrillero (Cydonia oblonga).

FEBRERO: PODA COMPLETA

Aunque en la meseta aún hace bastante frío, no son de esperar ya heladas muy fuertes. Por eso, todo lo que respetes tras la poda (nos referimos a ramitas y yemas) no correrá peligro de muerte por hielo. Para podar de forma correcta los distintos ejemplares leñosos, corta por encima de una yema que mire hacia afuera, respetando tres por rama secundaria. Quita toda la madera seca y las ramas improductivas para conseguir arbustos bien formados y mantenerlos jóvenes. 

Desde este momento también puedes plantar árboles y arbustos en tiesto. Cómpralos en recipientes amplios o cepellones bien configurados, que debes intentar no deshacer. Una vez trasplantadas, riega tus nuevas plantas de manera inmediata.  

Forsythia intermedia, típico arbusto de floración extratemprana, que llenará tu jardín con la luz de sus flores amarillo chillón, que aparecen antes que las hojas (especie proterante).

Forsythia intermedia, típico arbusto de floración extratemprana, que llenará tu jardín con la luz de sus flores amarillo chillón, que aparecen antes que las hojas (especie proterante).

MARZO: RASTRILLA Y LIMPIA EL TERRENO

Para que el suelo se airee y llegue el agua de riego hasta las raíces debes rastrillar la superficie, rompiendo la costra formada tras las lluvias invernales. Con esta tarea, además, limpias el terreno de malas hierbas, que comienzan a surgir. Como no las mantengas a raya, afearán en gran medida los macizos.

Nutre con abono de tipo orgánico. Las aportaciones de productos fertilizantes en esta época son esenciales. Para hacerlo, distribuye en el suelo del macizo una buena capa, de unos 2 o 3 cm, de mantillo o estiércol muy descompuesto y remueve ligeramente con la azadilla. 

Deja un comentario

Or

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

76 − = 71

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies