Tags:
Paisajismo

LA LUNA Y MIS AJOS…

 

LA LUNA Y MIS AJOS
…se llevan muy bien. Ayer, la luna estaba así de preciosa al pasar por mi jardín. Se hizo un hueco entre las nubes y dijo «buenas…»

yo pensé «José, ya estás tardando para poner los ajos«. Ya conocéis el refrán «días que pasan de enero, ajos que pierde el ajero».
Y yo soy ajero de primera.

Enterrando ahora los dientes de ajo (siempre con la nariz hacia arriba, porque si no, no sale ni uno), para la próxima luna llena estarán emergiendo de la tierra, y con su luz y atracción se pondrán tipo Schawseneger (o como se escriba), pero sin esteroides.

La luna llena sirve para todo (mareas, humores, partos…), pero sobre todo sirve para hipnotizar, para pensar lo que se ha hecho en otras lunas llenas. ¿A que recuerdas alguna?

Pepe Plana nos explica cómo preparar el terreno y plantar los ajos, típico cultivo invernal. También nos comenta las dos variedades del mercado: ajo blanco y ajo rojo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies